12132720_1495162537452426_1960958185_nCuando realizamos actividades de Escultismo, las tropas realizan actividades que muy pocos niños de su edad están listos para llevar a cabo. En un campamento Scout es muy frecuente montar en canoa, practicar alpinismo y extensas caminatas. Estas actividades requieren un buen estado físico, y gran capacidad de concentración. También un Scout debe poseer las habilidades necesarias para acampar, construir y realizar primeros auxilios.

Más allá de estas habilidades, existe una cuestión más profunda que acompaña a los Scouts cada vez que tienen que enfrentar un nuevo desafío: Su confianza e independencia. La misma se adquiere a medida que transitan su experiencia como Scouts y descubren todo aquello que implica aceptar un desafío de esta índole.

Al enfrentar las adversidades, y lograr superarlas, comprendemos nuestro potencial y capacidades. A su vez, cada vez que un Scout realiza una expedición, se pone en contacto con la naturaleza y comprende en profundidad el mundo que nos rodea, que no es algo frecuente en los jóvenes de nuestro tiempo. La vida en las grandes ciudades nos ha quitado la capacidad de comprender aquello que está más allá. Esto es algo que muy pocos de sus pares podrán conseguir, exponerse ante lo desconocido y comprender que podemos llevar adelante gran variedad de tareas, es algo que ayuda fuertemente al desarrollo de nuestra personalidad. Muy pocos niños tienen esta oportunidad.

¿Cuál es la importancia de adquirir esta autonomía? ¿Por qué llevar a cabo actividades como acampar o recolectar fondos es importante? En primer lugar, cuando un niño crece como un individuo sano, tanto en mente y cuerpo, se desarrolla como individuo de manera positiva. Esta confianza, permite que se relacione con sus pares de manera sana, lejos de sentimientos oscuros como celos y actitudes competitivas. Al realizar actividades grupales como Scouts estos jóvenes aprenden a relacionarse mejor con sus pares, generando una dinámica de grupo saludable. Aprender a colaborar es una de las enseñanzas más importantes del Escultismo. Las tropas pueden desarrollar lazos de confianza y colaboración, y conseguir amistades que durarán toda una vida.