Boy-Scout-Image-PlanningLo primero a tener en cuenta a la hora de planificar nuestro próximo campamento es elegir una locación adecuada para acampar. El confort no debe ser el único criterio que debemos aplicar a la hora de elegir una locación. También debemos seguir las guías de impacto ambiental, que nos ayudaran a proteger la zona donde el campamento se llevará a cabo. Es de suma importancia seguir estas normas, como Scouts cuidar el medio ambiente debe ser siempre una de nuestras prioridades.

Debemos tener en cuenta si la superficie para acampar es pareja. Es mucho más conveniente acampar en una superficie dura y pareja, que en una superficie suave pero despareja, como por ejemplo una pradera.

Una vez que hemos encontrado el sitio para acampar adecuado, es recomendable pasar un tiempo en el mismo para testear el terreno. Es bueno comprobar si realmente esta es una locación donde podemos dormir y descansar. También debemos observar si existe algún peligro rodeando la zona de acampe, como posibles derrumbes o caídas de árboles aledaños.

Debemos tener en mente el drenaje del área de acampe, esto es de suma importancia. Los insectos no son una compañía deseable a la hora de dormir. Es conveniente elegir zonas de acampe que estén expuestas a una corriente de aire, por un lado tendremos aire fresco durante las cálidas noches de verano y podremos alejar visitantes no deseados como mosquitos. Siempre que acampemos cerca de algún río o laguna, es importante construir nuestra tienda al menos a 30 metros de distancia del agua, esto evitará que contaminemos el agua o que afectemos a las especies que habitan esta zona. También es conveniente evitar terrenos frágiles, como praderas, donde la vida salvaje llevó mucho tiempo en desarrollarse. Por último es de suma importancia practicar la política de no dejar rastros de nuestra presencia en la zona.