El arte del Escultismo.

the_art_of_scouting

the_art_of_scoutingEl término “Scout” en Inglés solía significar: “Aquel que protege a sus pares.” Debemos recordar que el Escultismo comenzó en épocas de grandes conflictos armados. Hoy por hoy, este término adquirió otras connotaciones. Un Scout es alguien que posee gran cantidad de habilidades y talentos; es un experto en labores manuales, en carpintería, y se encuentra preparado tanto física como psicológicamente para resolver las más diversas tareas.

Un buen Scout, también se caracteriza por su amabilidad, su cordialidad, su obediencia, su lealtad y su coraje. Al arte del Escultismo también nos ayuda a apreciar la naturaleza, a tener un verdadero contacto con ella y saber protegerla de los peligros que la amenazan. Esta actividad, también requiere que seamos conscientes de nuestro estado físico. Que sepamos cuidar nuestra salud y entrenar nuestro cuerpo para los más diversos tipos de actividades. No es necesario que tengamos la musculatura de un gran atleta, pero si que estemos en forma.

El Escultismo nos enseña a tener consciencia sobre nuestra alimentación, a evitar la vida sedentaria, a realizar campamentos, largas caminatas y travesías de lo mas diversas. Esta actividad trae nuevos placeres en la vida de aquellos que lo eligen, un ejemplo de esto es como muchos Scouts se conectan con la naturaleza y adquieren un conocimiento profundo de la misma.

También el Escultismo nos enseña a administrarnos, a luchar por aquello que deseamos conseguir. Esta asociación posee años de existencia, y a pesar de los cambios de los tiempos, ha logrado mantener una conexión genuina con los principios básicos de sus orígenes. El liderazgo, el desarrollo personal y la vida en comunidad, son uno de los focos principales de la misma desde sus comienzos al día de hoy.

En la actualidad, los Scouts aprenden a tomar sus decisiones a conciencia y con responsabilidad, guiándose bajo el lema: Haz lo correcto.